El 10 de septiembre de 2013 el pueblo venezolano clamaba a la Comunidad Internacional apoyo contundente ante la salida de Venezuela del sistema de cortes interamericanas. El apoyo nunca se materializó, el abandono del sistema de defensa de los derechos humanos sí.

Como en Venezuela no hay separación de poderes nos quedábamos absolutamente solos, sin instituciones a las cuales recurrir ante los constantes atropellos a los derechos humanos a los que el régimen chavista nos he venido acostumbrando.

Personalmente escribí y envié una carta al Gobierno representado por Juan Manuel Santos y, obviamente, nada positivo ocurrió. Eran momentos en los que ambos mandatarios eran los mejores amigos.

Hoy Colombia estudia la posibilidad de denunciar al gobierno venezolano ante la Corte Penal Internacional y Yo me pregunto ¿tendrá esta acción algún efecto concreto? Porque el problema de la indiferencia es que siempre termina explotándole en la cara a quien cree que desviando la mirada puede evitar problemas.

Pese a lo doloroso del panorama actual para los colombianos que están siendo desplazados de Venezuela, esta situación debe tomarse como una oportunidad para articular acciones concretas como sociedad civil y el colombiano debe mantenerse alerta ante las señales que llegan desde el otro lado de la frontera y exigir reacciones firmes del gobierno.

¡Colombia, despierta y reacciona! ¡Es el momento!

Adriana Pedroza Ardila.

Leave a Reply