Yo Soy (Biografia)

Adriana Pedroza Ardila nació en Caracas, el 1 de diciembre de 1972.  Fue la segunda de tres hijos del matrimonio entre la sociólogo Maureen Ardila y el abogado Dido Pedroza.

Estudió en el Colegio San Pedro y en el Liceo Padre Machado, de donde se graduó de Bachiller Mención Comercio.  Ingresó a la Universidad Santa María, donde estudió dos años de economía y posteriormente se retiró.

Fue en aquella época, convulsionada por los acontecimientos políticos que caracterizaron el segundo mandato del Presidente Carlos Andrés Pérez, cuando Pedroza da sus primeros pasos como escritora, enviando pequeños artículos a la sección Cartas a El Nacional que fueron publicados en 1992.

En 1994 ingresa a la Escuela de Economía de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

Para pagar sus estudios trabaja en las tardes.  Primero en la biblioteca del liceo Francisco Espejo; luego en el Consejo Bancario Nacional y, en 1997, pasa a formar parte del Servicio de Análisis Económico de la Asociación Bancaria de Venezuela.

En su último año académico trabaja en el Banco Occidental de Descuento, donde desarrolla un estudio del Gasto de Transformación de la institución.  Meses más tarde, luego de recibir el título de Economista en 2001, es transferida al área de negocios del banco.

En el año 2002, después de los sucesos sangrientos del 11 de abril en Venezuela, Pedroza retoma la tarea de analizar y escribir.  Comienza con una serie de escritos cortos, en forma de artículos, que envía a amigos y compañeros de trabajo vía email.  La receptividad de la audiencia la anima a buscar opciones de publicación en medios impresos.  Al no tener éxito en la empresa, escribe a la revista digital “Venezuela Analítica” donde es aceptada de inmediato.  Más tarde se uniría a la revista digital “El Gusano de Luz”.  Al mismo tiempo, gracias a la magia de internet, comienza a involucrarse con organizaciones interesadas en promover cambios políticos en el país.

En el año 2003 comienza a ejercer como consultora externa de diferentes empresas venezolanas, especializándose en el área de finanzas.

El conocimiento del mundo empresarial, aunado con la participación en grupos civiles con miras a promover cambios políticos y sociales en el país, le dieron material valioso para escribir.  Conocer diferentes percepciones de una misma realidad y analizar los por qué de los comportamientos de los grupos sociales en Venezuela, fue la semilla de una serie de artículos que le valieron el reconocimiento de los lectores de las revistas digitales Venezuela Analítica y El Gusano de Luz.

Fue uno de estos artículos, titulado Ser o parecer, que llamó la atención del editor Fausto Masó, quien le propuso escribir un libro sobre la mujer venezolana.

Así nació su primer gran éxito editorial “Sí papi/ No me jodas. Conductas extremas de la mujer venezolana”.  En este libro Pedroza desmitifica la superioridad de las féminas criollas y destrona a la mujer luchadora y valiente que vive en Venezuela.  Pone un espejo en la realidad social de la mujer en el país, las mamis, las mujer sumisa que cree que puede conseguir todo diciendo “sí papi”, vs la nueva alternativa adoptada por las mujeres en Venezuela, la que se siente superior al hombre y dice no necesitar uno, la que dice “no me jodas”, pero trata desesperadamente de llamar la atención con implantes de senos, con actitudes de diva y comportamientos hembristas que terminan siendo análogos a aquello que la mujer siempre a cuestionado del hombre.