A continuación comparto con mis lectores un mensaje que me llegó vía email, donde algún simpatizante del candidato presidencial colombiano Antanas Mockus, “analiza” las razones del triunfo del candidato oficialista Juan Manuel Santos.

1. En los debates Mockus dice la verdad de lo que haría, en vez de sólo decirnos mentiras y sonreír de manera hipócrita, que es lo que nos gusta ver a los colombianos.

Esta afirmación acusa a los otros candidatos de mentirosos e hipócritas. Si una de las banderas de Mockus ha sido el respeto, la tolerancia y la legalidad, los partidarios de su movimiento podrían dar un ejemplo de consistencia entre pensamiento, palabra y obra. Lo contrario es más de lo mismo, gritar consignas pegajosas, repetir palabras bonitas y actuar exactamente igual a aquellos a quienes se critica.

2. Mockus todo el tiempo habla de la legalidad y de la importancia de cumplir con lo que manda la constitución. Grave error, en Colombia nos gusta un presidente que cambie la constitución a su amaño cada que le convenga.

Los colombianos no sólo eligen al Presidente, también eligen al poder legislativo, a los alcaldes, gobernadores, concejales. Las circunstancias en las cuales se produjo el cambio constitucional que le permitió al Presidente Uribe lanzarse a una primera reelección cambiaron cuatro años después. El pueblo colombiano votó masivamente a favor de Uribe en 2006, incluyendo a muchos de los actuales adeptos al Partido Verde. Es innegable que en Colombia funcionan tan bien las instituciones y la separación de poderes que no fue posible una segunda vez. Eso es democracia, cuando existen y funcionan los mecanismos para proteger el estado de derecho.

3. Con Mockus se corre el riesgo de normalizar relaciones con Venezuela y Ecuador, lo cual traería graves problemas como recuperar las exportaciones a esos países, con lo cual las empresas se verían obligadas a contratar más gente y disminuiría el desempleo.

Las relaciones internacionales con Venezuela y Ecuador están afectadas debido al apoyo logístico, financiero y militar de esos países a los grupos terroristas que han atacado a Colombia desde hace varias décadas. Las relaciones comerciales fueron suspendidas de manera unilateral por esos gobiernos que han irrespetado al pueblo colombiano a su antojo y que, en el caso venezolano, se están armando peligrosamente para una guerra que sólo le conviene al inquilino de Miraflores. Cualquiera sea el ganador de la contienda electoral en Colombia va a tener que enfrentar el problema real que supone el avance bélico de Venezuela, sus relaciones con grupos y gobiernos terroristas en todo el mundo y el empeño de expandir su revolución a toda América Latina.

4. Porque su vicepresidente es otro catedrático. Que horror de país nos espera con estos dos señores promoviendo la educación y la investigación, ¿Qué seguirá entonces?, van a querer pues, que tengamos el desarrollo de Brasil ó Chile.

Dudo que el pueblo colombiano cuestione la necesidad de promover la investigación y la educación en el país. Tampoco veo la oposición de los otros candidatos, diferentes a Mockus, en materia de desarrollo de nuevos planes educativos. En ningún debate se observó a los candidatos a presidencia afirmar que no hacía falta educar al pueblo colombiano.

5. Mockus a sus detractores les muestra el culo o les tira agua en la cara. Un mandatario con pantalones los manda a matar y los hace pasar por guerrilleros, o usa al DAS para realizar montajes y desprestigiarlos a nivel internacional acabando de manera definitiva con su trayectoria profesional.

Nuevamente, de esta afirmación se deriva que Juan Manuel Santos ha mandado a matar a alguien haciéndolo pasar por guerrillero o ha utilizado al DAS para realizar montajes, etc. Estas acusaciones, a menos que se demuestre su veracidad, podrían ser objeto de demandas penales por difamación e injuria y, moralmente, van en contra de la prédica de legalidad y juego limpio que ha llevado al candidato Mockus a ser un ejemplo de ética. Aunado a ello, bajarse los pantalones para mostrar el trasero o tirar agua en la cara de otra persona también es un acto de agresión, el cual seguramente el Sr. Mockus no repetiría, pero parece ilógico que sus adeptos utilicen estos ejemplos para apoyar al candidato del partido Verde.

6. No tiene grandes compromisos con los políticos tradicionales, lo cual no lo obliga a cumplir obligaciones en la repartición de puestos (notarias, hospitales, ministerios,embajadas). No quiero pensar en como serian las instituciones del estado transparentes y eficientes, en donde no se pueda robar y la plata sea para cumplirle al pueblo.

Lamentablemente, para el profesor Mockus, su mensaje de paz, respeto y juego limpio no ha calado en las personas que dicen ser sus seguidores. Del párrafo anterior se entiende que los otros candidatos tienen grandes compromisos y con ellos no habrá transparencia en el manejo de los recursos.

7. Mockus dice que si en cumplimiento de la constitución se ve obligado a extraditar a Uribe, lo haría. Que Horror!!!!!! Uribe no tuvo necesidad de cumplir lo que manda la constitución para extraditar a muchos Colombianos para callarlos y de paso mejorar su imagen de justiciero implacable.

Supongo que, de haber estado en la presidencia de la República, el profesor Mockus hubiese pedido permiso al gobierno de Ecuador para ingresar de forma pacífica al campamento del terrorista Raúl Reyes… ¿Le hubiesen concedido el permiso? ¿Un Estado aliado con la guerrilla colombiana y que está comprometido por la información que se recuperó de la computadora del terrorista cedería ante esta petición? ¿Es lógico suponer que Uribe debe ser juzgado por un gobierno amigo del terrorismo?

8. Antanas no va a misa todos los domingos, es un demonio. Prefiero que se roben la plata de la salud, de los acueductos, de las vías y las escuelas, que dejen aguantando hambre a los niños y ancianos. PERO QUE VAYAN A MISA LOS DOMINGOS POR DIOS!!!!!!!!!!!!!

Dudo que quienes prefieran un líder que vaya a misa los domingos estén de acuerdo con que roben al pueblo. Esta afirmación es otro ejemplo de la intolerancia de algunas personas que, ante la derrota en la primera batalla, emplean el recurso de la descalificación de los simpatizantes del adversario.

9. Mockus esta muy verde todavía y le falta mucha trayectoria política, todavía es un hombre con ideales y limpio, todavía no esta pensando en robar, le falta contaminarse del ambiente político para aprender como se hacen las leyes de tal manera que te favorezcan luego. Aquí nos gustan los políticos corruptos que sólo piensen en si mismos, que repartan lechona y trago el día de las elecciones aunque los próximos cuatro años se roben el erario.

Sostengo lo dicho en el punto anterior. Decir que el colombiano gusta de la corrupción política, porque el candidato que le gusta a usted no ganó en primera vuelta, es una lamentable muestra de intolerancia, irrespeto e inmadurez política.

10. Porque su esposa es una Trabajadora Social con mucha experiencia a pesar de su edad. Nosotros preferimos primeras damas que no entiendan bien de lo que hablan y si es posible que no hagan nada…

Alicia Pietri de Caldera, esposa del expresidente venezolano Rafael Caldera, era una dama de la sociedad caraqueña sin grandes méritos académicos, pero su destacada labor como Primera Dama siempre será recordada por todos los venezolanos. Adicionalmente, la esposa de Juan Manuel Santos lleva adelante programas sociales destinados a ayudar a los soldados heridos en combate; ergo, suponer que es una potencial primera dama que no entenderá lo que habla o que no haría nada, es una verdadera falta de respeto.

11. Porque cuando ha cometido errores en sus declaraciones ha salido a retractarse, eso demuestra la clase de hombre que es; no requiere de un Padrino que salga a defenderlo y solucionar los problemas como lo hace un varón.

La palabra de un Presidente puede hacer que los mercados financieros colapsen o despeguen. Errar y corregir las opiniones emitidas desde el Palacio Presidencial puede generar un desequilibrio peligroso en los mercados. La palabra de un presidente es tan determinante que, como en el caso venezolano, puede dar al traste con el desarrollo de un país, sembrar el miedo de conflictos bélicos, etc.

12. Porque sus hij@s no están en edad de ser empresarios.

Me parece que Colombia necesita de la creación de muchas empresas que generen empleo.

13. Y por último, Mockus no tiene buena presentación personal, le falta echarse maquillaje en los ojos ó hacerse respingar la nariz.

Contrario al señalamiento anterior, me parece que Mockus es un hombre de muy buen aspecto, guapo e interesante.
Por eso para mantener a Colombia en la olla y aumentar la violencia, necesitamos a un hombre corrupto, con varios muertos encima, que sepa bien como robar al país y generar discordia con los vecinos, que no tenga ideales políticos y, por eso: votemos por…

Colombia ha tenido la dicha de elegir entre ocho candidatos excelentes, lujo del que no han podido disfrutar muchos países de la Región. Sin embargo, el 51% de la población electoral decidió no votar y dejar a otros la responsabilidad de elegir.

El Partido Verde ha sido el movimiento político que mayor crecimiento logró a lo largo de la campaña, pero la actitud triunfalista de algunos simpatizantes y miembros del partido, ha llevado a tratar los resultados electorales del domingo como un fracaso absoluto del programa político que están apoyando, en vez de asumir la fotografía del 30 de mayo como el piso político y social sobre el cual se pueden levantar las bases para una transformación real del país. Las actitudes poco éticas, como las que se perciben de los comentarios contenidos en el mensaje original, hacen ver que nunca existió una intención real de cambio entre los simpatizantes de Mockus, lo cual es muy triste, considerando que –por ejemplo- Yo nunca pensé en votar por Mockus, pero creo sinceramente en muchas de sus intenciones y las aplico en la cotidianidad de mi vida ciudadana.

La sola crítica, y mucho menos la crítica ponzoñosa, no genera cambios dentro de la sociedad. Los ciudadanos forman parte del cuerpo vivo de un país, son los verdaderos responsables de los resultados de una gestión, sea por acción u omisión. Cuando a los ciudadanos deje de darles pereza hacer una denuncia, cuando decidan que vale la pena ejercer sus derechos y cumplir sus deberes, cuando decidan organizarse para resolver sus problemas y entiendan que no son meros espectadores del teatro de la política nacional, se estarán abriendo las puertas para un cambio real en nuestros países.

Para finalizar, y con todo el cinismo que me caracteriza, les cuento que quien me envió el mensaje original que les entrego comentado es una ciudadana colombiana que cuando maneja, en caso de equivocar la entrada en una calle cualquiera, se detiene, mete retroceso, se devuelve a la vía original y sigue como si nada. También toca la bocina tres veces para anunciar que llegó a un lugar donde la esperan, sin importar la contaminación acústica que este acto conlleva… Ironías de la vida.

Adriana Pedroza 02/06/10

Leave a Reply