En los últimos años he conocido que hay algo peor que saberse rodeado de personas que son un cero a la izquierda. Pasándonos al sistema numérico romano, hay personas que son íes a la izquierda: simplemente RESTAN.

Leave a Reply